Coro Lario - un espacio para intercambiar opiniones acerca de la música coral en Argentina

El weblog de Johann Tenorio, Buenos Aires, Argentina
Para dejar tus comentarios, hacé click en el sí­mbolo Pero en éste no!!! En el de abajo de cada nota, o hacé click aquí­ para enviarme un e-mail

sábado, setiembre 30, 2006

No pude evitarlo

Hagan click acá para entender de lo que estoy hablando.
Sepan disculpar, ya se me va a pasar,

Johann

Etiquetas:

jueves, setiembre 28, 2006

Aprovechando la siesta

La siesta de Luke, por supuesto, que recién nomás se me acaba de quedar dormido en los brazos.
Es en estos momentos cuando uno tiene que aprovechar para publicar las gacetillas recibidas, que cada vez son más y esto no deja de ponerme contento, porque quiere decir que la temporada coral está llegando a su clímax. ¡Qué lindo!
Lástima que ando medio corto de tiempos, con la nueva mascota y otros compromisos asumidos por estos días. Ése es el motivo de que me esté empezando a saltear algunas gacetillas (en realidad no encuentro el momento para publicarlas), como por ejemplo una del Vocal Consonante y otra de mi amiga La Chica Handel, que deben estar actuando en este preciso momento. Mil disculpas. Sigan participando.

Pero hay muchas más, así que quien quiera escuchar buena música coral y vocal durante este fin de semana, tiene un montón de alternativas para elegir:

Empezamos por mañana viernes, día que tengo absolutamente vedado a causa de un casamiento. Pero ustedes pueden aprovechar que no habrá nada nuevo en Coro Lario para ir a escuchar a las Voces del Viento, esa facción separatista del Coro del Banco Provincia que responde al mando del Mº Vivian Tabbush. VdV se presentará mañana a las 19:30 en el Salón de Representantes de la Manzana de Las Luces, Perú 272, Capital. La entrada es libre y gratuita, y el repertorio es auténticamente popular.

Si no llegan a tiempo a las 19:30, una horita más tarde y no lejos de ahí pueden disfrutar de la presentación de La Spiritata, un recomendado de Susy Lencio, que siempre me manda cositas interesantes. LS cuenta con la dirección del Mº Jorge Dutto, y su repertorio de música sacra alemana de los siglos XVII y XVIII incluye a autores como el señor Juan Sebastián Bach y Dietrich Buxtehude. Pueden optar por ir a este concierto (que dicho sea de paso, es en el Casal de Catalunya, Chacabuco 875, Capital) y abonar un bono contribución de $ 5.-, o ir el domingo 1/10 a la Iglesia Dinamarquesa, Carlos Calvo 257, Capital, y no pagar un peso, porque ahí la entrada es libre y gratuita. Susy nos aclarará seguramente las ventajas de una y otra alternativa.

Para el sábado, amigos platenses, ensenadenses, berissenses y aledañenses, les cuento que los visitará el excelente Grupo Coral Monteverdi con la dirección de la Mª Camila Ferro, y se presentará a las 20:30 hs en 12 entre 51 y 53 de la ciudad de las diagonales (ni idea tengo acerca de si ahí hay un teatro o la cancha de Gimnasia, pero la dirección es esa). Lamentablemente, y pese a que me han desafiado a ver si el Tenoriomóvil llega hasta allí (de más está decir que llega, y con la fusta bajo el brazo), para este sábado tengo un compromiso que no puedo eludir, y que será detallado en el próximo punto. Pero igual lo recomiendo fervientemente, no saben lo lindo que suena el Monteverdi.

Mi cita ineludible de este sábado es en el Auditorio San Rafael, donde se presentarán mis amigos del Grupo Vocal Modus Ponems, haciendo su delicioso repertorio de clásicos populares, valga el oximoron. La cita es a las 20:30 hs, la dirección del San Rafael es Ramallo 2606, Capital, y hay que llevar unos 6 pesitos para poder ingresar. Bueno, che, lo que cuesta vale, ¿o se pensaban que en la vida era todo gratis?

Hay otro evento importante del cual me voy a quedar con las ganas este sábado. El Coro de Cámara del Instituto French, dirigido por el Dr. Marcelo Valva (y bueno, el pobre es abogado, algún defecto tenía que tener) cumple 30 jóvenes años y lo celebra con un encuentro coral, del cual participarán además los coros Juvenil e Infantil de la mencionada institución, y el Coro Polifónico de Linares "Jesús González Campón" (sí, yo también leí "campeón" la 1ra. vez), proveniente de las soleadas tierras que hay tras la cordillera. Eso, sí, de Chile. El encuentro será a las 19 horas, obviamente en el Instituto French, sito en French 37, Ramos Mejía. Lamento no poder asistir, dr. Valva, pero amigos son los amigos. ¡Y que los cumplan muy feliz!

Y para cerrar el fin de semana con música coral de la buena, se realizará el casi tradicional Ciclo de Música Coral Académica en Ntra. Sra. de Las Victorias, Paraguay 1204, Capital. Este domingo le toca el turno a Periferia Vocal y Vocal In Musica, dirigidos por los Mº Pablo Piccinni y Hugo Espíndola respectivamente. Además podrán disfrutar de la locución a cargo de la sra. Rita Stein, quien sigue enojada conmigo, lo cual no quita que los encuentros que organiza sean impecables. Ah, no se olviden de llevar un alimento no perecedero, que les será solicitado como condición sine qua non para poder ingresar al templo. Y no sean miserables: si se aparecen con cuatro amigos/as y un paquete de fideos entre todos, queda feo. Lleven uno cada uno, que no son tan caros.

Muy bien. Por este fin de semana, difícilmente tengan más novedades mías, ya que mi agenda viene cargadita. Así que será hasta la semana que viene, a la misma hora y por el mismo weblog. Cuac.
Me voy a dormir antes de que empiecen los insultos,

Johann

Etiquetas:

martes, setiembre 26, 2006

Les tengo que presentar a alguien

Si de repente observan que no publico nada por unos días, o que me mandan gacetillas y no les doy la debida difusión, o que no respondo los mails, o que me invitan a conciertos y no voy, les muestro quién es el culpable (o al menos el chivo expiatorio):

Esa cosita tan simpática que ha venido a cambiar mi vida se llama Luke, es un Epagneul Bretón blanco y naranja, y me lo trajeron el domingo desde Colón, pcia. de Buenos Aires. En estos momentos debe tener unos 50 días, y de más está decir que se ha transformado en el centro absoluto de mi atención desde el momento en que sus patitas cruzaron el umbral de mi casa.

No quiero ponerme a contar la infinidad de anécdotas que he vivido con él en menos de 48 horas de convivencia, porque podría superar sin mucho esfuerzo a un padre primerizo. Sólo me voy a referir al momento de nuestro primer despertar juntos.
Luke duerme todo el día, pero durante las noches lo hace en una canastita que queda al lado de la cabecera de mi cama. Ayer por la mañana, al sonar el despertador, el animalito se llevó el susto de su vida, ya que jamás habría escuchado algo tan estruendoso y desagradable como ese maldito artefacto. Se incorporó de inmediato, vio que yo hacía lo propio, me miró... y empezó a agitar lo poquito que le queda del rabo (se lo cortaron a poco de haber nacido, nunca pude entender esa costumbre) de una manera que me dejó el corazón hecho hilachas, tal como quedan los trapos de piso de mi casa cuando se pone a "jugar" con ellos.

En fin... qué les puedo decir... disculpen que me ponga así, pero el bichito me tiene absolutamente embobado.
Compréndanme,

Johann

Etiquetas:

domingo, setiembre 24, 2006

Demasiadas notas

Los que hayan visto la película "Amadeus", o quienes hayan leído alguna biografía más o menos detallada de la vida de Mozart, recordarán aquella anécdota cuando, luego del estreno de "El rapto en el serrallo", el emperador José II le decía a Mozart que la obra era muy linda pero que tenía "demasiadas notas". Mozart, imperturbable, le respondía "Su majestad, ¿cuáles sacaría?". La respuesta de un genio.

Anoche estuve en el concierto del Coro de Cámara Adrogué en Santa Margarita María de Alacoque, una iglesia que me hizo sentir como en casa ya que es réplica fiel de la iglesia que está a la vuelta de mi domicilio, evidentemente construída por el mismo arquitecto.
El compromiso era, para mí, ineludible, ya que el Adrogué canta el Mº Marcelo "Cellux" Bruzzo, un amigo muy querido. Apareció impecablemente vestido de traje, al igual que sus compañeros y el director, el Mº Marcelo Ortiz Rocca, quien me sorprendió ya que ¡se afeitó la barba! Disculpen la herejía, pero era como verlo a Jesucristo sin barba.

Hagan click para ver más fotos del AdroguéY cuando comenzó el concierto, lo primero que pensé fue "uau, parece un CD". Realmente, el sonido del Adrogué sorprende por su limpieza y equilibrio, similares a los que se pueden escuchar en cualquier CD de música coral de cámara.

A medida que se desarrollaba el concierto pude descubrir otras virtudes del CCA. Por empezar, llamaba la atención la calidad de los matices: los pianos eran pianos, los pianissimos eran pianissimos, los mezzofortes eran mezzofortes y los fortissimos eran fortissimos. Y era absolutamente identificable cuál era cuál, casi como si uno estuviera leyendo la partitura al mismo tiempo que los cantantes.

El otro detalle destacable es que, siendo las obras extensas y complejas, creo poder afirmar que no calaron ni medio tono en todo el concierto. No se me dio por comprobarlo con el diapasón, pero estoy casi seguro que así fue.
Además, si bien cuando las voces iban al forte se notaba un leve desequilibrio en las sopranos, el CCA demostró una homogeneidad notable en todas las cuerdas, amén de una amplitud de registro envidiable.

Ustedes se preguntarán entonces a qué viene el título del post y la anécdota de Mozart y el emperador. Ocurre que esa anécdota se me vino a la mente apenas terminó el concierto.
Pero, ¿por qué?

Porque por momentos el concierto del CCA se me hizo inacabable. Ya la primera obra, el "Christus Factus Est" de Anton Bruckner, debe durar cerca de 10 minutos, y la segunda, el "Totus Tuus" de Henryk Mikolaj Górecki, otro tanto, hecho agravado por las aproximadamente 500 repeticiones de la frase "mater mundi salvatori", siempre con la misma melodía. De no ser por la belleza innegable de ambas obras, habría sido insoportable.

Y todavía faltaba bastante. Luego de las obras mencionadas vino una de las que más me gustó, el "O Magnum Mysterium" de Javi Busto, que demuestra que se puede componer con audacia sin dejar de lado la belleza.
Luego vino un ciclo de 4 canciones profanas de Edward Elgar, compositor que (sepan disculpar pero voy a cometer otra herejía) me aburre a morir, y otro de 3 canciones de Morten Johannes Lauridsen. Cerraron el concierto con la que, según mi criterio, fue la mejor pieza de todo el concierto: "Water Night" de Eric Whitacre, un "pibe" de apenas 36 años que nació y vive en Estados Unidos. Otro ejemplo de lo bella que puede ser la música contemporánea cuando el compositor no se dedica sólo a romper barreras estilísticas.

El problema, como ya he dicho, fue que ninguna de estas obras, ni siquiera las que formaban parte de algún ciclo, duraba menos de 3 minutos, llegando algunas a los 12 o 15 minutos. Teniendo en cuenta la cantidad de obras, ustedes podrán calcular la duración total del concierto, que anduvo cerca de la hora y 20 minutos.

Y todavía faltaba el bis, que por suerte se trató de una obrita corta y muy conocida: el "Locus Iste" de Bruckner. Dirigido por las expertas manos de ese monstruito llamado Juan Camilo Stafforini (si todavía no es un grande de la música coral, no le falta mucho), el CCA nos brindó la mejor versión del "Locus Iste" que este cronista haya tenido ocasión de disfrutar.

En síntesis, y para que la nota no termine resultando más larga que el concierto mismo, bien puedo afirmar que la del Coro de Cámara Adrogué debe haber sido una de las más brillantes actuaciones de un coro que he visto en lo que va del año. Eso sí, y reafirmando lo antedicho, me quedé con las ganas... de quedarme con las ganas, algo que a veces es bastante saludable. Dicen los chinos (o los árabes, no me acuerdo bien) que siempre es bueno levantarse de la mesa quedándose con hambre, y para redondear la metáfora, anoche, luego del concierto del Adrogué, salí pipón-pipón.

Amigo BruTzo, espero que no se me enoje. Como suelo decir, es sólo la humilde opinión de

Johann

PD: mañana les voy a presentar a alguien que les va a encantar.

Etiquetas:

viernes, setiembre 22, 2006

Primavera (agua)cero

Tenía ganas de titular este post usando el nombre de esa canción de Soda Stereo, una de las bandas argentinas que más extraño. Y teniendo en cuenta la tormenta que se está desplomando en estos momentos sobre esta ciudad de la furia, lo tuve que deformar un poquito para hacerlo más apropiado al contexto.
En fin. Cosas que me pasan cuando se me mezclan las pastillas.

Y mientras mi casa tiembla al influjo de los truenos, aquí me pongo a informar, al compás de las gacetillas recibidas, la actividad coral para este primer fin de semana de la Primavera 2006. Que no son pocas, como verán.

Por una cuestión de perseverancia (todas mis casillas de correo se vieron inundadas con gacetillas acerca de este encuentro coral), al primero que voy a mencionar es a mi amigo el Mº Oscar Mesías, que con su coro Molto Allegro se presentarán este domingo 24 a las 20 hs. en la Iglesia Ntra. Sra. de Luján, Soldado de Malvinas 1890, Villa Adelina. Por esta vez se dedicarán con exclusividad al repertorio preclásico (bueno, déjenme inventar una palabra, aunque sea), ya que los autores a interpretar serán Orlando Di Lasso, John Bennet, Orlando Gibbons, Claudio Monteverdi, Antonio Vivaldi y George Frideric Haendel. O sea, todos compositores anteriores al período clásico.
Volviendo al concierto, la entrada es libre y gratuita, y el Molto Allegro compartirá este encuentro con el Coro Acuarela y el Coro Mirabilia, dirigidos respectivamente por Pablo de María y Fernando Polonuer. Recomendado de Johann, qué más se puede agregar.

Otro que también mandó gacetillas por todos lados fue el Mº Marcelo Bruzzo, que se va a presentar mañana sábado 23 a las 20 hs. en la Iglesia Santa Margarita María de Alacoque, Pico 4962, Capital, junto con el Coro de Cámara Adrogué que dirige Marcelo Ortiz Rocca. El repertorio es inclasificable, salvo bajo el rótulo de "repertorio de cámara": los autores van desde Anton Bruckner (1824-1896) hasta Eric Whitacre (n. 1970), pasando entre otros por Edward Elgar, Henrij Górecki y Javi Busto. Parece un material interesante, así que posiblemente me pegue una vuelta. Para que no se pierdan, la iglesia está a un par de cuadras de la ex Avenida del Tejar (con lo que me gustaba ese nombre, se lo tenían que cambiar) y General Paz.

Un poco más modesta (un sólo mail, pero bien presentadito), Susy Lencio me informa que Solistas, Coro y Orquesta de la UBA, dirigidos por Andrés Gerszenzon, presentarán una versión reducida del oratorio "Elías" de Félix Mendelssohn. Será el domingo 24 a las 17 hs., en la parroquia San Benito Abad, Maure y Villanueva, Capital. No es lejos de mi casa, la entrada es libre y gratuita... tentador...

Y entre tanto repertorio académico (no me malinterpreten, me gusta y mucho), también hay música popular, y de la buena. Nos visita el Coro de Cámara Cunka Inti de Venado Tuerto, dirigido por Rubén Videla, y se presentará mañana sábado 23 a las 21 hs. en el Centro Cultural del Sur, Caseros 1750, Capital, junto al Vocal Consonante que dirige Eduardo Ferraudi. Otra propuesta apetecible, y también gratarola. Buenísimo.

Elijan al menos una, y vayan, que hay que empezar la primavera a toda música coral,

Johann

Etiquetas:

domingo, setiembre 17, 2006

Fiesta solidaria

Siempre salgo con los ojos cerrados, será de Dios...Qué se puede decir luego de algo como lo de anoche... tantas cosas...

¿Que si fue mucha gente? Sí, fue mucha gente. De hecho, bien podríamos hablar de "localidades agotadas".
Pero pasó mucho más que eso.

¿Que si se recaudó buena plata, teniendo en cuenta los objetivos que perseguía el festival? No estuve en la caja, pero por los comentarios que escuché, la gente del templo, estaban más que conformes a ese respecto.
Sin embargo, pasó mucho más que eso.

¿Que si fueron muchos "corolarios"? Y sí, había unos cuantos. Estaban las hermanitas Noris y Susy Lencio, estaba Sin Vergüenza Ajena y la Isla Ponemse, estaba Wolfgang Amadeo Carrizo, estaba este cronista y fundador del blog. Tal vez hasta hubo alguno de incógnito, tal vez hasta fue alguno de esos que entran a la página pero prefieren permanecer en el anonimato (y no los culpo).
No obstante, pasó mucho más que eso.

¿Que si hubo buena música? Sí, por supuesto. Modus Ponems nos deleitó a todos combinando las dosis justas de frescura y de oficio, de potencia y delicadeza, de seriedad y de alegría. Susana Gutiérrez (ex-AlmaVoce) y Martín Reynoso nos cautivaron con un repertorio picante y divertido, con ese saborcito de las voces nuestras. La Changa nos impactó con su despliegue instrumental y su folklore de proyección no exento de esa esencia autóctona que distingue a nuestra música.
De todos modos, pasó mucho más que eso.

¿Que si hubo buena onda entre los artistas? Sin duda, a pesar de que Susana y Martín sólo estuvieron un ratito, y La Changa (que llegó un instante antes de comenzar a actuar) hizo su ranchito aparte, puedo jurar por lo más sagrado que conozco que entre Modu Ponems y AlmaVoce hubo verdadero "amor a primera vista". Y teniendo en cuenta que entre ambos grupos suman mucha gente muy cara a mis afectos, yo me sentía en el umbral del Paraíso.
¿Eso fue todo? Para nada. Pasó mucho más que eso.

Creo que para definir en una palabra lo que sentí durante el Festival Solidario que realizamos anoche a beneficio del Templo "El Buen Pastor", hogar por adopción y por calidez de mi querido Grupo Vocal AlmaVoce, esa palabra debería ser MAGIA. Toda esa ansiedad previa para que todo salga perfecto, todos esos nervios porque este evento se organizó en menos de dos meses y sin otro recurso que los pulmones y el corazón de todos los participantes, todo ese frenesí por mostrar lo mejor de nuestros repertorios, se sublimó por obra de una alquimia misteriosa en MAGIA.

Una magia que produjo que dos grupos vocales, dejando de lado la supuesta "competencia" que suele haber entre la mayoría de ellos, se miraran como embobados mientras le tocaba actuar al otro, y que ambos se unieran con alegría para disfrutar del desenfado de Susana y Martín y el profesionalismo de La Changa. Y que el público que colmó el pequeño templo nos abrazara y abrasara con la calidez de sus aplausos, seguramente percibiendo los efectos de esa magia.

No sé qué fue lo que desencadenó esa magia. Humildemente hice mi aporte haciendo una apertura lo más espontánea y desacartonada posible para la entrada de mis queridos amigos de Modus Ponems. Pero puedo dar fe de que ya para ese entonces, había algo que flotaba en el aire.

En fin, qué más decir. Por esta vez, no me pidan que haga una crónica seria y técnica, ni que me ponga a hablar de empaste y afinación. Vamos a ser sinceros, a quién demonios le puede interesar. Les garantizo que a los que estuvimos allí, no nos importó en lo más mínimo ese tipo de detalles.
Lo que sí creo que nos quedó a todos es un deseo: que se repita. Y pronto.

Y que no se pierda la magia.

Johann

Etiquetas:

jueves, setiembre 14, 2006

Tsunami de gacetillas

Pero será posible, che. Una vez que nos ponemos a organizar un evento a beneficio, y hacemos fuerza para que venga una nutrida y solidaria concurrencia, a todo el mundo se le ocurre hacer conciertos, encuentros, festivales y/u otros eventos corales, sin la más mínima consideración. Lo más divertido (es una ironía, como habrán sospechado), es que la mayoría son este sábado.
Por suerte, algunos de estos eventos son mañana viernes, y otros el domingo. Por lo cual pueden optar por pasar un fin de semana a pura música coral.
Vamos por orden cronológico, y prepárense porque esto va a ser largo.

Viernes 15 - 20:30 hs. - Iglesia Evangélica Metodista de Martínez, Tres Sargentos 1928, Martínez
Un clásico, como todos los 3eros viernes de cada mes. Se presentan esta vez Coral Aidoni y Vocal Kantay, dirigidos por Irene Nocito y Guillermo Dorá respectivamente. El encuentro cuenta con la coordinación de Betty Rodríguez y el auspicio de ADICORA, y son tradicionales los intervalos entre coro y coro, donde podrán pasar por el buffet y degustar unos deliciosos sandwiches a precios irrisorios. Además de escuchar buena música, por supuesto.

Viernes 15 - 20:30 hs. - Biblioteca Güiraldes, Talcahuano 1261, Capital
Me contó un pajarito que el Coro Trilce, dirigido habitualmente por el M° Néstor Andrenacci, va a dar una serie de conciertos de poesía y música coral catalana, titulada "Fantasiant Amor", y que para estos conciertos contará con un director invitado: nada menos que el M° Josep Prats, de Barcelona. Un especialista en la materia, lógico. Auspicia ADICORA, y lamentablemente no me informaron si es gratuito o no.
Este es el primero de los tres conciertos, luego anuncio los demás.

Viernes 15 - 21 hs. - Auditorio Luz y Fuerza, Perú 823, Capital
Me llegó una extraña gacetilla anunciando lo que parece ser una especie de cuadrangular de grupos vocales, titulado "Nuestras Músicas", y donde participan Santaires (el único que conozco y tengo claro que es un grupo vocal), Duratierra, María y Cosecha, y Lo Péz. Por la primera fecha de este torneo reducido se enfrentan María y Cosecha vs. Lo Péz.
Ah, ¿no era un torneo? Bueno, che, la próxima vez manden algo más de información en las gacetillas.

Sábado 16 - 18:30 hs. - Biblioteca Güiraldes, Talcahuano 1261, Capital
Segundo concierto del ciclo "Fantasiant Amor", a cargo del Coro Trilce dirigido por el M° Josep Prats (Barcelona).

Sábado 16 - 19 hs. - Templo "El Buen Pastor", Federico Lacroze 2985, Capital
Bueno, sí, ya les hablé de este encuentro, pero nunca está de más recordarlo. Todo sea por el techo del templo.
Actuarán el Grupo Vocal Modus Ponems, el Grupo La Changa, el dúo Susana-Martín, y el Grupo Vocal AlmaVoce, los anfitriones. Sí, nosotros. Seguramente haré las veces de presentador, pese a lo cual les recomiendo que vengan porque va a estar bueno.

Sábado 16 - 19:30 hs. - Manzana de las Luces, Perú 272, Capital
Otro clásico, auspiciado por ADICORA. Se presentarán mis amigos del Vocal 4x2, dirigido por Claudio Tabbush, y el grupo Boca a Boca, que de por sí con ese nombre alcanza para gozar de mi más absoluta antipatía. ¿No podían ponerle "Racing a Racing", "Colón a Colón" o "Platense a Platense"? Miren que había nombres...

Sábado 16 - 20:30 hs. - Parroquia Soledad de María, av. Mosconi esq. Mercedes, Capital
Tímidamente, la lectora Susana Hernández me pidió si podía publicarle esta gacetilla, a lo cual no pude negarme. Se presentará nada menos que el Ensamble Coral Devoto, dirigido por Daniel Suriani, acompañado en esta oportunidad por el grupo instrumental Tango x 3 y el guitarrista Mauro Paternoster. Lástima que para ese momento voy a estar cantando, porque si no seguro que iba. Éxitos.

Sábado 16 - 21 hs. - Auditorio Luz y Fuerza, Perú 823, Capital
Por la segunda fecha del "cuadrangular" mencionado más arriba, se enfrentan Duratierra vs. Santaires.

Domingo 17 - 16 hs. - Iglesia Nuestra Señora de las Victorias, Paraguay 1204, Capital
Un poco temprano para encuentros corales dominicales, pero la propuesta es muy recomendable. Cantarán el Coro de Cámara Molto Allegro, dirigido por Oscar Mesías (un corolario de los que no abundan), y el Coro de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la UBA, dirigido por Martín Santoro. Esta gacetilla ¡por fin una! anuncia los repertorios de cada coro, y son bastante parecidos: madrigales, motetes y música de cámara desde Orlando di Lasso hasta Rodolfo Halffter. Auspicia ADICORA y coordina Rita Stein, que hace bastante que no me habla. Espero que no esté enojada.

Domingo 17 - 18:30 hs. - Casal de Catalunya, Chacabuco 863, Capital
Tercer y último concierto del ciclo "Fantasiant Amor", a cargo del Coro Trilce, dirigido por el M° Josep Prats (Barcelona). Sin duda, no debe haber mejor lugar en Buenos Aires para un concierto de estas características, lo cual lo hace altamente recomendable.
Aclaración de último momento: el Mº Diego Lenger me acaba de enviar un mensaje (en realidad me lo manó el miércoles, pero a una casilla que no abro casi nunca, y lo acabo de ver) informando que "en este último concierto se cobrará un bono contribución de $10.-", lo cual hace suponer que los otros dos son gratuitos. Y bueno, lo que cuesta, vale.

Domingo 17 - 20 hs. - Catedral de San Martín, Mitre y San Lorenzo, San Martín
El incansable Oscar Mesías, ni bien termina de cantar a pasitos del Microcentro porteño, se vuelve volando para sus pagos a coordinar el tradicional encuentro de todos los meses en su querida Catedral. Acutarán el Coro de Cámara del Instituto French (Ramos Mejía) y el Coro Juvenil Monseñor Solari (Morón), dirigidos respectivamente por el dr. Marcelo Valva, presidente de ADICORA, y Gregorio Freitas. El único inconveniente es que se van a tener que poner de acuerdo con el repertorio, muchachos, porque ambos coros anuncian en sus programas el Salmo 150 de Ernani Aguiar y el tango "El último café" de Stamponi y Cátulo Castillo (supongo que con el inoxidable arreglo de Emilio Dublanc). Mientras no haya peleas, está todo bien.

Ufff, me cansé. Hay para elegir, siempre y cuando no dejen de venir a... bueno, ustedes saben.
Por esta semana, ya escribí mucho, así que me despido hasta la semana que viene,

Johann

Etiquetas:

miércoles, setiembre 13, 2006

Acerca de Beatriz Corona (final)

Tal vez algún lector, mientras leía mis apuntes sobre el taller de Beatriz Corona, se habrá preguntado: "¿pero quién esa tal Beatriz Corona?". O mejor dicho (porque sospecho que mis lectores conocen su obra tal vez mejor que yo mismo), "¿cómo es Beatriz Corona?".

No es fácil contestar esa pregunta, así como no es fácil conocerla a ella. Quien espere encontrar en quien es tal vez la más grande compositora latinoamericana de la historia a alguien con quien sentarse a conversar durante horas, puede llegar a llevarse un buen chasco, porque es una persona extremadamente reservada. Habla lo mínimo imprescindible, y escucha atentamente todo lo que sucede a su alrededor. Mujer de una cultura increíble, da la impresión no sólo de saber exactamente lo que quiere, sino también lo que hace falta para lograrlo.
Tal vez con esto les pinté el cuadro de una persona totalmente fría y antipática. Bueno, tampoco es así. Uno se queda además con la sensación de que debe ser una persona muy cálida y amigable, sólo que unos pocos elegidos han de llegar a conectar con ella al punto de conocer esa faceta suya.

Yo pensaba, iluso de mí, hacerle un "reportaje" para publicarlo en estas páginas. No se dio, un poco por ser ella como es, pero principalmente por mi proverbial timidez en esos casos. Pero eso no quiere decir que no haya podido hacerle algunas preguntas que tenía pensado hacerle durante la frustrada entrevista, y a continuación transcribiré lo que recuerdo de sus respuestas, ya que no había grabador de por medio.

1) ¿Es tu 1ra vez en Argentina?
No hizo falta preguntarle. Es por demás sabido que ha venido varias veces a nuestro país. Fue jurado en diversos festivales, brindó talleres como el que tuve el honor de presenciar, dio conferencias, asistió a conciertos... hizo de todo.

2) ¿Que coros hay en Cuba?
Tampoco hizo falta preguntarle. La Schola Cantorum Coralina, el Coro Exaudi, el Polifónico de La Habana y el Coro Entrevoces son los exponentes más notorios, y todos han interpretado su música. Y lo llamativo, todos los coros en Cuba son profesionales. Allá no existe el concepto de "coro vocacional", algo que le sorprende encontrar aquí.

3) ¿Dirigís o dirigiste alguno?
Sí, hace mucho tiempo. Ahora dirige eventualmente orquestas, pero el grueso de su actividad pasa por la composición.

4) ¿Escuchaste alguno de acá?
Sí, escuchó varios, y como comentaba antes, le llamó la atención la cantidad de gente que canta en coros por el simple placer de hacerlo. Según Beatriz, algunos son mejores y otros peores, pero ella rescata el valor del canto vocacional.
Otra cosa que le sorprendió fue enterarse que el Estudio Coral de Buenos Aires, por ejemplo, no es un coro profesional (todos sus integrantes son profesionales de la música, pero no perciben ingresos por su desempeño en el Estudio). Obviamente, pensaba que un coro de ese nivel debía ser un coro rentado o depender de alguna institución.

5) ¿Que respuesta recibiste de los participantes del taller?
Vaya uno a saber si fue pura contesía o elogio sincero (me inclino a pensar lo segundo), pero Beatriz nos reveló que disfrutó mucho del taller, y opinó que los participantes demostramos, además de buena capacidad de aprendizaje, una gran sensibilidad musical. Gracias, Beatriz.

6) ¿Como encaras la composición?
Bueno, no esperarán que semejante compositora me fuera a revelar sus secretos. Obviamente que, además de su talento, posee un conocimiento más que profundo de la música. Lo que sí comentaba es que no gusta de los coros "épicos", como los describió, sino que apunta hacia tesituras más intimistas en sus obras corales.

7) ¿Cuáles son tus poetas preferidos?
Lo comentó durante un almuerzo, y viendo sus obras, era fácil adivinarlo. José y Alfonso Martí, Nicolás Guillén, Mario Benedetti, Federico García Lorca... en síntesis, los más grandes de habla hispana.

8) ¿Vas a volver a la Argentina?
Efectivamente, si no recuerdo mal, creo que estaba invitada para la edición 2007 del Festival de Venado Tuerto. Espero poder verla allí, ya que con AlmaVoce estamos haciendo esfuerzos hercúleos para que nos acepten en dicho festival, y hay una posibilidad de que eso ocurra el año que viene.

Esa es Beatriz Corona, o al menos lo que pude descubrir acerca de ella. Si Dios quiere, para la próxima vez ya voy a ser un experimentado reportero, y ahí sí que no se me escapa.
Soñar no cuesta nada, ¿no?

Johann

martes, setiembre 12, 2006

Corolarios solidarios

El cuerpo del delitoPues bien, ha llegado el momento de anunciarles con bombos y platillos un concierto donde tendré parte activa en el asunto. Lo voy a anunciar desde ahora, dejando de lado mi habitual costumbre de pasar los avisos con no más de 48 horas de antelación, ya que esta vez estoy realmente interesado en que venga la mayor cantidad de gente posible. Y demás está decir que confío a ciegas en la solidaridad de mis fieles lectores.

La cosa es así: resulta que una de las tantas víctimas del granizo que hizo añicos media Buenos Aires el 26/7 fue justamente el lugar donde ensayamos con el Grupo Vocal AlmaVoce, que quedó con el techo a la miseria. Y el problema es que no se trata de un garage cualquiera, sino de un lugar que atiende a muchos chicos carenciados de la zona. Razón más que suficiente para hacer algo al respecto, y con el grupo decidimos organizar un festival a beneficio.

Y ya que organizamos el festival, lo mejor que podíamos hacer era invitar a varios amigos para amenizar la velada. Así que basta ya de preámbulos, y vamos a los datos concretos.

El evento será este sábado 16/09 en el Templo "El Buen Pastor", ubicado en Av. Federico Lacroze 2985, esquina Zapiola, a 2 cuadras de la estación Colegiales del ramal ferroviario que después empalma con el Tren de la Costa. El horario estipulado es a las 19 hs., y recomiendo fervientemente llegar con unos minutos de antelación porque vamos a ser muy pero muy puntuales.

Obviamente, el Grupo Vocal Almavoce será el anfitrión, y los invitados serán nada menos que el Grupo Vocal Modus Ponems, dirigido por Diego Sarquis y que cuenta entre otros con la participación de Sin Vergüenza Ajena y La Isla, dos amigazos de aquellos; el dúo Susana-Martín, con una querida ex-AlmaVoce como dueña del 50% del paquete accionario; y el Grupo La Changa, donde se desempeña el consorte de Noris. El repertorio de todos los implicados será estrictamente popular, y más tirando para el lado de lo folklórico.

Y habiendo folklore, no van a faltar las empanadas. Además de los $ 5.- que sale la entrada (bueno, es un evento a beneficio, no se olviden) habrá un buffet a precios económicos, donde los concurrentes podrán ingerir diversos alimentos y bebidas con la conciencia más que tranquila, ya que al hacerlo estarán colaborando con la reparación del techo del templo. No puedo garantizar que haya vino para acompañar, pero seguramente que no se van a quedar con la garganta seca.

Para terminar, les aclaro que es obligatoria la asistencia de todo aquél que se considere un corolario de ley. Pero aún si no quieren cargar con ese rótulo, vénganse igual que la causa, por esta vez, vale la pena.

¿Qué más les puedo decir? Los espero ahí,

Johann

Etiquetas:

domingo, setiembre 10, 2006

Craso error

No se puede ser tan burro, ni a propósito. Créanme, por más que lo intenten, difícilmente puedan igualar el calibre de la burrada que me mandé con la gacetilla del encuentro coral de ayer.

El cuerpo del delitoImáginense, uno llega lo más campante dispuesto a presenciar el concierto para el cual ha sido amablemente invitado, en la Primera Iglesia Evangélica Metodista. Sí, esa, la de Corrientes al 700, en pleno centro. Y se encuentra que a la hora en que estaba anunciado el evento, está todo cerrado, y en la puerta hay un cartel que anuncia a dos coros que nada que ver con los que uno esperaba. "¿Se habrá suspendido?", "¿Me habrán engañado?" y "¿Se habrán equivocado?" fueron las primeras preguntas que me hice. Hasta que por fin me hice la pregunta que debí haberme formulado en primer lugar: "¿NO SERA QUE EL ENCUENTRO ES EN LA IGLESIA EVANGELICA DEL RIO DE LA PLATA, LA DE SUCRE Y CRAMER?". Y sí, era ahí, como claramente estaba estipulado en el mail que me envió Noris, y que pueden ver acá al costadito.

Siendo ya la hora de inicio del concierto, subí inmediatamente al Tenoriomóvil y, merced a alcanzar velocidades con las que tranquilamente podría haber logrado una pole position en Monza, en menos de 25 minutos llegué del Centro a Belgrano "R", donde, ajeno por completo a mis peripecias, el coro Zumerland ya estaba cantando desde hacía rato.

Hagan click acá para ver todas las fotosPara mi sorpresa, Noris no es la única "corolaria" que canta en el Zumerland, sino que también se ha sumado a ese coro Susy Lencio, luego de la disolución del Coro del Gallo, también dirigido por Eduardo Ferraudi. Y para completar mi estúpida sorpresa... ambas son hermanas. Claro, cómo no darse cuenta, si ambas tienen el mismo apellido (duh).
Así que con el cucurucho en la frente, y dos "corolarias" tan queridas de por medio, difícilmente se pueda ser objetivo con respecto a la actuación del Coro Zumerland, a la cual además llegué tarde. Pero igual me gustaría comentar que el CZ me gustó, que tiene un lindo repertorio, y que tiene indiscutiblemente el "toque Ferraudi" que tan bien hace sonar a los coros. El mejor ejemplo es su versión de "Pregones del Altiplano" de Damián Sánchez, una obra por demás conocida, pero que el Zumerland interpreta con algunas leves modificaciones armónicas introducidas por Ferraudi, que le suman algo de variedad al estribillo (algo monótono, como los mismos seguidores de Damián Sánchez habrán de reconocer) de la canción. El otro punto fuerte del repertorio del CZ es seguramente "La Muralla" de Nicolás Guillén.
Por supuesto, estas son... ¡Noris y Susy Lencio!Defectos, siempre los hay. Y con respecto a este coro no encontré muchos, pero lo que sí sería recomendable es que el director chequee un poco la acústica del recinto si es que se dispone a acompañar al coro permanentemente con la guitarra. En este caso, el acompañamiento tapó por completo algunos de los timbres del coro, al punto tal que me quedé con las ganas de saber si los bajos cantaban o hacían mímica (porque con el estruendo del rasgueo, no se los escuchaba en absoluto). Pero bueno, seguramente en otros recintos más "amigables" el Zumerland ha de demostrar todo su potencial, y espero estar allí para atestiguarlo. Sigan así.

Luego vino "La Brújula XXI", el pequeño grupo dirigido por la simpática Gabriela Battipede, que arrancó con una agradable versión de "Belle qui tens ma vie" y siguió más o menos en esa tesitura, con otros dos madrigales, "Claros y frescos ríos" y "Quando la sera". Prosiguieron con lo que más me gustó de su repertorio, el "Ave Verum" de Camille Saint-Säens, y ahí es cuando, a mi entender, metieron la pata: cerraron con una obra popular, "Viva la cueca". ¿Por qué? Porque me dio la impresión de que el grupo seguía sonando a Renacimiento. A lo mejor sería recomendable cerrar el espectáculo con algún otro madrigal más vivaz y alegre, o alguna ensalada de Mateo Flecha, o algo por el estilo. O hasta recomendaría, si no quieren dejar de lado el repertorio popular, que hagan más de una obra, como para entrar en calor con la primera y ser más contundentes con las siguientes.

Y cerraba la velada Korokokú, el coro de Violeta Manoukian al que también tenía muchas ganas de ver. Y con Korokokú el razonamiento es exactamente inverso al aplicado con La Brújula XXI. Paso a explicarme.
Korokokú es indudablemente un coro joven, tanto por historia grupal como por edad de sus integrantes (incluyendo a su directora). Esto posiblemente motive una búsqueda de identidad que queda en evidencia estudiando un poco su repertorio: al principio del concierto, la bellísima (aunque algo solemne) "Because" de Lennon y McCartney se mezclaba con "Una pena nuevamente" de Guastavino. Y el grupo sonaba (y hasta podría decirse que se veía) aburrido.
Todo cambió con las últimas dos obras: "Berimbau" de Vinicius y Baden Powell, y el candombe "Araca la cana" con arreglo del Chino Correa, dejaron bien en claro que, en este tipo de obras, Korokokú posee una frescura envidiable y contagiosa, que creo debería ser explotada más a fondo por su directora. Por ejemplo, abordando algún arreglo piola de alguna canción de rock nacional. Por ese lado le veo mucho futuro a Korokokú.

Les dejo las fotos del concierto, como prueba de que allí estuve. Les recuerdo que para acceder a ellas, tienen que hacer click en la fotito del Coro Zumerland que anda por allá arriba. Ahí se les va a abrir una ventanita con un bonito widget donde pueden elegir qué foto quieren ver. Lástima que por ahora no puedo aplicar directamente el widget en la página. Espero que Photobucket lo arregle pronto.

Para terminar, mis más sinceras disculpas al Coro Zumerland, a La Brújula XXI y a Korokokú por el macanazo cometido, así como a quienes hayan caído en la misma trampa que yo y se hayan ido para el Centro.
No volverá a ocurrir,

Johann

viernes, setiembre 08, 2006

Gacetilla solitaria

Extrañamente, este fin de semana aparenta haber poca actividad coral programada. Hasta el momento, he recibido una sola gacetilla sobre conciertos corales. Pero qué gacetilla.

El único encuentro coral del cual he tenido noticias se realizará mañana sábado en la Metodista de Corrientes, y está anunciado para las 19:30 horas, o sea, media hora antes que lo acostumbrado en ese espacio. Tal vez sea porque en lugar de los habituales 2 coros, esta vez habrá 3.
Y los 3 coros transforman la propuesta en algo más que atractivo. Vean si no: el grupo La Brújula XXI, dirigido por Gabriela Battipede, el Corokokú, dirigido por la secretaria de ADICORA Violeta Manoukian (un coro al que hace rato que tengo ganas de ver), y el Coro Zumerland, dirigido nada menos que por el Mº Eduardo Ferraudi... y donde canta nada menos que nuestra amiga Noris, corolaria de rancia estirpe.

No hace falta aclarar que allí estaré, y espero que Noris (a quien no conozco en persona) venga a presentarse, ya que no tengo ni una mísera foto de ella, y en cambio en el post de acá abajo nomás tienen una foto donde aparece claramente mi rostro. Miren a lo que me expongo.

Bueno, corolarios, allá los espero,

Johann

Etiquetas:

jueves, setiembre 07, 2006

48 horas inolvidables (parte 2)

Por dónde iba... ah sí, ya me acuerdo. Taller de Beatriz Corona, día 2.
Bueno, lo habitual, me levanté, me bañé, me lavé los dientes, desayuné y me fui para el Salón Rivadavia, a ver si podíamos levantar un poco la triste imagen que habíamos dejado en la víspera a los ojos de Beatriz, y por qué no, a nuestras propias conciencias musicales.

Hagan click sobre la foto para abrir el slide donde están todas las fotosLa cosa, al menos para mí, no empezó bien. Teniendo en cuenta que no vocalizábamos sino que íbamos directamente a las obras, y posiblemente debido al endemoniado frío olavarriense... no podía cantar una nota. Para peor, una de las primeras obras que hicimos fue el "Agnus Dei" de la misa, que implicaba extraer las notas más altas de nuestras escarchadas cuerdas vocales.
Por suerte, luego de fervientes súplicas a San Enrico y San Beniamino, de a poco fui recobrando el dominio del aparato de fonación, y pude empezar a cantar como la situación lo ameritaba. Justo a tiempo, debo decir, porque ahí fue cuando empezaron a pasar cosas importantes.

Llegando al fin de la sesión, Beatriz se levantó por un rato del piano y se dedicó a dirigir de pie. Nos pidió ¡por fin! que nos mezcláramos, y encaramos la interpretación de "De La Habana ha venido un barco...".
Y acá me voy a dedicar por un momento a la libre interpretación. Supongo que debe haber sido por una conjunción de factores (el enorme trabajo realizado en el aprendizaje de las obras, el hecho de estar cantándolas delante de la mismísima autora, el clima de camaradería que se había generado, y por qué no, la propia belleza de la canción), hicieron que a varios de los presentes se nos llenaran los ojos de lágrimas. Es una sensación terrible y hermosa a la vez la de tratar de cantar mientras sentimos que estamos tratando de tragar una papa entera, y les puedo garantizar que eso fue lo que nos pasó a muchos de los participantes.
Como cierre de la sesión matutina, nos dedicamos a cantar "Cayendo está la luna...", y de más está decir que la bellísima poesía del Chino Correa combinada con la muy apropiada música de Beatriz, no contribuyeron en nada para tratar de alivianar la situación. Muy por el contrario, a mí me resultó casi imposible cantar de la emoción. Joder, no sabía que era un tipo tan sensible.

De ahí nos fuimos a almorzar. La propuesta era más que tentadora: una "hamburgueseada" en la Escuela de Música de Olavarría. Cuando llegamos allá, todavía había unos cuantos pares de ojos rojos y narices al tono.
Impertérrita ante este detalle, Beatriz se dirigió al piano más cercano y se pasó un buen rato haciendo lo que para ella sería un ejercicio de digitación, pero para los presentes era como estar asistiendo a un concierto en el Valhalla. Así hasta que nos llamaron a comer.
Como postre, el "Tata" Figueroa también hizo gala de sus dotes pianísticas y nos deleitó a pura zamba, gato, chacarera y tango.

Se venía la última sesión, y ya no había tiempo para chistes. Había que terminar de una buena vez con el repertorio, y especialmente con la entreverada "Gaviota Errante". Ya a esa altura estábamos bastante afilados, y por fin le dimos término al aprendizaje a la "Gaviota", a la misa y demás obras.
El cierre del taller, obviamente fue cantando todo el material da capo a fine, y terminando con una impresionante ovación (no menos de un minuto de aplausos) para la maestra cubana que nos hizo sumergir durante dos días inolvidables, en su embriagador océano de música.

Sólo me queda comentar que el viaje de regreso fue una deliciosa experiencia compartida con Karina Buralli (de quien olvidaba comentar que se hizo cargo brillantemente de la parte solista de "De La Habana..."), Beatriz y quien esto escribe, escuchando de fondo el CD del Grupo Coral Sonamos y tomando los mates que yo cebaba, para espanto de la pobre Beatriz que no podía entender cómo los argentinos tenemos podíamos tener predilección por una infusión tan aborrecible. Bueno che, que no cebo tan mal.

Para la semana que viene les prometo (y sí, bánquensela) una pequeña semblanza acerca de Beatriz Corona y una especie de "reportaje virtual". Ya van a entender a qué me refiero.

Dos palabritas para el cierre, y me despido...
¡GRACIAS, BEATRIZ!

Johann

martes, setiembre 05, 2006

48 horas inolvidables (parte 1)

Como respuesta a los comentarios que me dejaron en el post donde avisaba que me iba para Olavarría a asistir al Taller de Preparación de Obras Corales de Beatriz Corona a cargo de la propia compositora, avisé que el post dedicado a transmitir mis impresiones sobre el mismo iba a ser bastante largo. A todos aquellos que opinan que "escribo demasiado" (no lo niego), les recomiendo que a pesar de ello lo lean en su totalidad, aunque sea en partes. Lo que viví allá fue muy fuerte, y cada palabra de este post está pensada en función de que los lectores reciban un testimonio lo más cercano posible a mis sentimientos en aquellos momentos.
Hecha esta aclaración, me lanzo de lleno a la aventura de tener que expresar con palabras algo que trasciende por completo al lenguaje escrito. Ahí va:

"La primera frase que se me ocurre, así en caliente y con las emociones bien a flor de piel, es que quien toma la música coral sólo como un hobby o algo para pasar el rato, se está perdiendo mucho más de la mitad de lo que puede obtener de ella, y lo mismo les debe suceder a quienes la toman sólo como un modo de ganarse la vida.
Si bien ustedes saben que hace mucho que sostengo esta idea, en este momento, cuando hace apenas unos minutos que finalizó el taller de obras de Beatriz Corona, esa sensación se transforma en un testimonio urgente que me obliga a difundirlo a los cuatro vientos."


Este breve párrafo es lo que llegué a escribir allá en Olavarría, instantes antes de que Eduardo "Chino" Correa entrara como un tornado al hotel donde nos hospedábamos la compositora cubana Beatriz Corona y este cronista, para avisarnos que la "soprano nórdica" Karina Buralli estaba saliendo en ese mismo momento hacia Buenos Aires en automóvil, lo cual echó por tierra mis intenciones de escribir la crónica desde el lugar de los hechos y cuando las emociones aún no se habían transformado en recuerdos. Entre mi partida desde Retiro hasta el momento recién descripto transcurrieron 48 horas en las cuales pasaron una enormidad de sucesos de fuerte carga emotiva, de los cuales trataré de relatar sólo los más salientes.

Ya de por sí resultó un impacto mi primer encuentro con Beatriz. Esto fue en la mañana del sábado, mientras yo regresaba a mi habitación luego de desayunar y ella salía para el Salón Rivadavia, que era el lugar destinado a la realización del taller. La reconocí gracias a que Betty Rodríguez me la había descripto antes de salir de Buenos Aires, y me presenté con mi nombre real y aclarando que en Internet se me conoce como Johann Tenorio. A lo cual Beatriz me dijo que recordaba algunos de los enredos que este cronista había provocado en la lista "Música Coral", y me obsequió con un "tus comentarios me parecieron muy inteligentes". Como ustedes se imaginarán, me llevó unos minutos recobrar el conocimiento y salir hacia el taller.

Allí me encontré, por supuesto, con la propia Beatriz, con el Chino Correa (que estaba a cargo de las acreditaciones, además de la organización general, el transporte de los participantes desde/hacia los distintos alojamientos y/o terminales de ómnibus y/o lugares para comer, la posterior confección y entrega de diplomas, y poco le faltó para que nos venga a traer el desayuno a la cama), y con el resto de los asistentes al taller. Entre éstos se encontraban varios de los integrantes del Grupo Coral Sonamos (dirigido por el Chino), Claudio Sosa Coria, Luis "Tata" Figueroa y otros marplatenses, la mencionada Karina Buralli (Rosario), Fabiana Vidal (Bahía Blanca), Annele Moroder (Tandil), y alguno más que se le escapa a mi memoria. Toda gente maravillosa con la cual, en las horas que siguieron a la acreditación, se forjaría una relación de camaradería que pocas veces he vivido.
A propósito, ahora que acabo de mencionar a algunos de los participantes y sus respectivos lugares de procedencia... ¿pueden creer que este humilde escriba era EL UNICO REPRESENTANTE DE LA CIUDAD AUTONOMA DE BUENOS AIRES? No sé si es para ponerme orgulloso o sentir vergüenza, la verdad...

Bueno, llegó el momento de empezar a trabajar. El taller consistía en el aprendizaje de apenas 4 obras de Beatriz Corona. El problema es que una de dichas obras era una misa, constituída obviamente por un Kyrie, un Gloria, un Credo, un Sanctus y un Agnus Dei, con lo cual puede decirse que se trataba de 8 obras. Las demás eran dos habaneras, "De La Habana llega un barco..." y "Gaviota Errante", y una canción sobre poesía del mismísimo Eduardo Correa, "Cayendo está la luna", de la cual caí perdidamente enamorado, tanto de la poesía del Chino como de la hermosa musicalización realizada por Beatriz.
Sobre las demás obras puedo decir que la "Misa V" es una obra de la cual van a escuchar hablar y mucho, porque es bellísima... y aún no ha sido estrenada en Argentina. Avizoro una cruenta lucha por ver cuál va a ser el coro que se haga cargo del estreno (yo me muero de ganas, pero por ahora no estoy cantando en ningún coro que se dedique a ese estilo). De las dos habaneras me quedo con "De La Habana..." por una simple cuestión costo-beneficio (es más fácil de aprender), pero "Gaviota" no es menos bella.
Ah, me olvidaba de aclarar que la idea era aprenderse todo ese material, que bien podría abarcar el repertorio de un concierto coral de cerca de media hora de duración, en 4 sesiones de 3 horas cada una. Así que como se imaginarán, el ritmo de trabajo fue algo más que intenso.

Durante el almuerzo descubrí que, entre los asistentes, era una auténtica celebridad. Casi todos me conocían a través de mis tormentosas incursiones en la lista "Música Coral", si bien pocos de ellos habían entrado al blog. Tal vez, teniendo en cuenta este evento, ahora pueda conseguir que alguno entre a leer si no escribí nada raro acerca de ellos, je, je...
Luego, sin el beneficio de una reparadora siesta para bajar la comida, salimos raudamente hacia la segunda, y tal vez la más agotadora, sesión de aprendizaje de las obras.

Esta parte fue posiblemente la más árida, porque las cosas no salían, la "Gaviota" parecía escrita en arameo, el "Agnus Dei" resultaba muy alto para tenores y sopranos, nadie se acordaba del "Kyrie" y el "Sanctus" que tan bien salían en la sesión matutina, en fin... un bochorno. Me imagino el estado de ánimo de la pobre Beatriz, acostumbrada a escuchar a Coralina y Exaudi...
Por suerte, se hizo la hora de dar por finalizada la sesión, como diría el psicoanalista de Van Gogh. Y nos fuimos cada uno para su casa, o su habitación del hotel, para descansar un rato hasta la hora de la cena.

A eso de las 21 nos pasó a buscar el Chino por el hotel, a Beatriz y a mí, para ir a cenar. Allí nos encontramos con que nuestras únicas acompañantes de por esa noche fueron Annele y Fabiana. Y la cena transcurrió entre docenas de anécdotas corales por parte de los 5 comensales, la mayoría altamente hilarantes. Por ejemplo, fue un momento sublime cuando recordábamos con el Chino el día en que compartimos un encuentro Sonamos y AlmaVoce, y salió el tema de uno de los coros que "se coló" en la velada. Yo no podía parar de reírme, y para ilustrar a las damas acercá del porqué de mi ataque de risa, el Chino remató con "se ríe porque es un maldito". Brillante, maestro.
Casi sin darnos cuenta se hicieron las 12 de la noche, y decidimos cortarla ahí porque si no seguíamos hasta la madrugada, y al día siguiente había mucha música para aprender...

(Continuará)

Johann