El weblog de Johann Tenorio, Buenos Aires, Argentina
Para dejar tus comentarios, hacé click en el sí­mbolo Pero en éste no!!! En el de abajo de cada nota, o hacé click aquí­ para enviarme un e-mail

sábado, enero 19, 2008

Cierre total por mudanza

Así es nomás, señores. En este sencillo y poco emotivo acto, damos por cerrado este blog. Cerrado, mas no clausurado, quienes quieran seguir ingresando para leer notas viejas, aún pueden hacerlo.
Y quienes quieran leer notas nuevas... bueno, sigan leyendo y se enterarán.

El por qué es bastante fácil de adivinar. Estaba escribiendo un post cada dos meses, lo cual no tiene sentido en un blog como éste, donde al menos todas las semanas hay novedades de índole coral. Que una gacetilla, que un pedido de voces, que una crónica de conciertos... salvo en Enero, siempre hay algo. Y bueno, aprovecho este mes canicular para la ceremonia de cierre.

También hay razones que explican por qué estaba escribiendo poco y nada en "Coro Lario".

La principal es que estoy casi retirado de la actividad coral. De hecho, sólo estoy participando en un grupo vocal, que encima ensaya los sábados lo cual me quita muchas posibilidades de asistir a conciertos, y no sería propio de Johann Tenorio abandonar su tarea de "cronista coral". Así que, si bien sigo suscripto a listas de correo dedicadas a la música coral y en general me entero de unas cuantas cosas, me siento un poco como que "ya no soy del palo", sino que más bien me encuadraría dentro del "los de afuera son de palo".

Y otra razón importante es que estaba medio cansado de ser siempre la manzana de la discordia. Lamentablemente, en la actividad coral argentina hay mucha farsa, mucha hipocresía y mucho cinismo. Cuando uno escucha un coro, hay que decir "qué maravilloso, que buen trabajo de interpretación, qué impresionante el director" aunque las desafinaciones se escuchen desde los barrios linderos. Hay personajes que son considerados "próceres corales" y sólo está permitido verter comentarios elogiosos acerca de ellos, aunque sus coros provoquen un efecto parecido al del Alplax. El que fotocopia partituras es un criminal digno de la horca, aunque en los coros argentinos sea más difícil encontrar una partitura original que un unicornio azul.
He llegado a pelearme (o mejor dicho, él se enojó conmigo) con un director de vasta trayectoria, simplemente por animarme a decirle que en el ambiente coral hay mucha gente que desconfía de él. Lo más divertido es que yo lo sigo considerando uno de mis personajes más admirados, pero bueno, "maten al cartero"...
Y en este ambiente, un Johann Tenorio jamás es bienvenido. De hecho, se me consideraba un tipo casi hasta peligroso. Y todo porque nunca quise esconder la basura bajo la alfombra, o al menos gran parte de ella, porque a decir verdad hay unos cuantos trapitos sucios que preferí no ventilar.

Por último, la realidad es que además tenía ganas de escribir en un blog de interés un poco más general. Hay muchos temas como política, deportes, música de otros géneros y/o países... y todos esos temas tienen poca cabida en "Coro Lario". Por eso, de aquí en más, seguiré escribiendo en otro blog, que les advierto que no será fácil de digerir. Si usted, caro lector, prefiere llevar una vida llevadera y despejar su mente de las miserias del mundo actual, le advierto que mejor NO ENTRE AQUI. Es por su salud, vió...

Me despido de mi viejo blog, al que siempre le estaré agradecido porque me permitió conocer mucha gente de renombre, pero lo más importante es que gracias a él hoy puedo decir que he conseguido algunos nuevos amigos, pero amigos en serio, de esos en los que confío a ciegas y creo que ellos saben que también pueden hacerlo conmigo. No vienen a mis conciertos, no me escriben para el cumpleaños, pero no importa: son amigos, y esas nimiedades no cuentan.

Los dejo con los King's Singers, que me van a ayudar un poco con la mudanza "Desconstruyendo a Johann" y armándolo en otra parte, y con los Take 6 que harán de todo un poco, quizás en la tónica de lo que será el nuevo blog.


Gracias por todo, nos estamos viendo,

Johann

Etiquetas: ,

3 Comentarios:

Anonymous Maru dijo...

Querido Johann, pienselo bien, creame que hay estos problemas en todo el mundo, ya le contaré yo que escribo desde México.

Espero reconsidere su decisión que yo lo seguiré leyendo en el otro blog.

20/1/08 02:12  
Blogger Johann Tenorio dijo...

Gracias Maru de México por tu comentario, la verdad es que ni me imaginaba que había gente de tan lejos que leía este blog. Te soy sincero, me emocioné un poquito al leer tu mensaje.
Pero bueno, cuando uno tiene poco y nada para decir, no tiene mucho sentido mantener un espacio de opinión acerca de un tema tan específico como el que nos atañe. Amo la música coral y jamás voy a renegar de ella, pero en estos momentos no soy un miembro practicante, y a decir verdad no me parece ético hablar desde afuera.

Pero tu comentario me hizo pensar que este espacio bien puede quedar abierto para quienes sí forman parte de la comunidad coral y deseen expresar sus ideas. Para ello, pueden optar por dejar sus comentarios aquí mismo como hiciste vos, o enviármelos por mail a mi casilla de correo, y de alguna manera me encargaré de publicarlos, y si el tema me parece interesante, quizás hasta lo haga en la forma de un nuevo post.

Nos estamos viendo,
Johann

20/1/08 10:54  
Blogger SIN vergüenza ajena dijo...

Querido Johann...
mire que han pasado cosas lindas por, en y gracias a este blog, eh?
En mi caso pasó que a través de él, un día conocí a un personaje que expresaba muchas cosas que yo pensaba, lo empecé a seguir... le di mi apoyo (aún en el disenso, algunas veces) y, fundamentalmente, lo admiré por su capacidad para expresarse y por su coherencia y trabajo para crear un espacio propio para hacerlo.
Tiempo más tarde, conocí "por casualidad" a alguien en quien logré "desentrañar" que era la persona detrás del seudónimo y confirmé todas mis sospechas: el tal "JT", es un gran tipo, generoso y frontal, con un pensamiento muy claro -que algunas veces ni a él mismo le gusta ;-)- talentoso... en resumen, una persona llena de virtudes para admirar y compartir.
Es por eso que al poco tiempo, los caminos de la música (o de la vida, que es lo mismo), se alinearon para ponernos a compartir un proyecto que amamos.
Hoy este "Coro-lario" se cierra, pero no es algo para entristecerse... en la vida la gente cambia y también uno mismo, por suerte... eso es muy bueno, yo digo que son progresos... las cosas cumplen un ciclo y lo importante es no quedarse estancado cuando eso ocurre, al contrario... siempre hay maravillosos caminos por recorrer...
Por lo pronto, yo me quedo con el agradecimiento por todo lo mucho que Coro-lario me dio en estos años, desde el descubrimiento de mi propio deseo de expresarme, hasta este querido amigo... a cuyos conciertos -al menos yo- asisto permanentemente
;-)
Como tantas veces le dije "Adelante, Tenorio!", le mando un abrazo y nos vemos
Daniel

22/1/08 11:10  

Publicar un comentario

<< Home